Historia

Si bien se toma como fecha de fundación de la institución el 9 de septiembre de 1946 , se cuenta con antecedentes del año 1921. En esa época se creó el Club Trebolgiano integrado por miembros de la fábrica Victorio y Esteban De Lorenzi cuya denominación hacía referencia a uno de los quesos que comercializaba la empresa . Luego, en el año 1928 cambia su nombre por el de “El Trébol Foot-bal Club” (porque ésta era la única disciplina que realizaban).

Durante varios años fueron alternando denominación hasta que en el año 1946 se fundó el CLUB ATLÉTICO EL EXPRESO y BOCHAS EL TRÉBOL, que surguió de la unión del Club El Expreso y del Club de bochas El Trébol. Pero recién en 1980 se denominó CLUB ATLÉTICO EL EXPRESO MUTUAL Y SOCIAL (con nuevos estatutos del club se convirtió en mutual).

Con muchísimo esfuerzo (se pidió un préstamo hipotecario y se llevaron a cabo suscripciones de acciones no rentables, que iban a ser devueltas pero muchos las donaron), muchas discusiones, en el año 1947 se inauguraron una serie de obras (cancha de bochas, bar, pista de baile). Recién el 20 de junio de 1957 se culminó con las infraestructuras, dando nacimiento a lo que es el “salón social” .

En abril de 1959 el campo de deportes era una realidad concreta, ya que desde su cesión por parte de la firma Victorio y Esteban De Lorenzi Ltda. se fueron haciendo trabajos de alambrado, parquización, etc.

El año 1960 fue pródigo en proyectos, algunos concretados en ese mismo año y otros, como es el caso del natatorio, tuvieron que esperar años para hacerse realidad. Aun así el club estaba creciendo y por fin todos sus sueños se fueron convirtiendo en realidad gracias al esfuerzo de todos.

En la trágica mañana del 12 de noviembre de 1962, todos los esfuerzos económicos, los largos debates, las horas de trabajo y, por sobre todas las cosas, la ilusión de tener un lugar material fueron arrasados por las llamas. El incendio de la Sede Social causó un gran dolor al pueblo Expresista. Del que parecía un indestructible salón sólo quedaron cenizas pero de ellas surgió un firme y noble propósito: “Reconstruirlo nuevamente”. En 1964 el salón era por segunda vez un sueño concretado.

Y así fueron pasando los años, el club fue creciendo, ganando un lugar en la sociedad, afrontando diferentes situaciones económicas y siempre luchando por conseguir aumentar y mantener a la masa societaria.

El club, actualmente tiene un rol importante con la sociedad que no es conocido por todos. Como un pilar fundamental está la sociedad, que se pone de manifiesto al albergar a chicos que no tienen recursos, para que realicen actividades sin cobrarle la cuota. De no estar en el club, estarían en la calle.

Además de ésta importantísima función, el club trabaja con la municipalidad de la ciudad y también otras instituciones, prestando sus instalaciones (es decir, el campo de deporte, gimnasio, salones, etc.) para espectáculos, facilitando las sillas, tablones, tribunas portátiles para cualquier espectáculo o evento.

Hoy en día con un prospero futuro la institución, sin dudas, es otra y no cesa de crecer. Tiene una imagen renovada, con nuevos proyectos, algunos ya en marcha. El Expreso está en el camino correcto, rumbo a convertirse en una de las instituciones más grande e importantes de la región.